31 de Agosto de 2020

Potenciamos los vehículos eléctricos en nuestra flota

urgoneta electrica fedefarma

Con el objetivo de potenciar los vehículos eléctricos en nuestra flota, hemos iniciado una prueba piloto. Esta consiste en probar la distribución en una de las rutas dependientes del almacén de Gavà con una furgoneta 100% eléctrica.

Con esta prueba, queremos comenzar a probar la autonomía de este tipo de vehículos y la eficiencia de su uso, siempre con el objetivo de mantener la calidad en el servicio a la oficina de farmacia.

La implantación de furgonetas eléctricas junto al resto en la flota de vehículos de fedefarma permitiría ahorrar 3.500 kg de CO2 por cada furgoneta eléctrica incorporada.

Desde nuestros siete almacenes ubicados en Cataluña y la Comunidad Valenciana, la flota de vehículos recorre 40.390 km/ día, para dar cobertura a los cerca de 3000 socios de la cooperativa.

Paralelamente, fruto de la colaboración con Respira Energía, comercializadora eléctrica con garantía de origen 100% libre de CO2, disponemos de la cesión de un vehículo eléctrico para la flota comercial. Así, reforzamos la contribución a la circulación en vías urbanas e interurbanas con cero emisiones, respetuosa con el medio ambiente. Este vehículo cuenta con una batería de 50 kW, que en conducción eficiente puede permitir llegar a más de 300 km de autonomía. Está equipado con tecnología de refrigeración líquida de baterías que posibilita también hacer uso de cargadores rápidos.

 

DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD DE MANERA SOSTENIBLE

Esta iniciativa responde al compromiso de fedefarma con el entorno. Los test para conseguir una flota más eléctrica se suman a otras iniciativas que implantamos en este sentido. Acciones para reducir el consumo eléctrico y las emisiones de gases de efecto invernadero y los residuos, entre otras. El objetivo de todas ellas es desarrollar la actividad con el menor impacto para el entorno y de manera compatible con la sostenibilidad.

 

Esta determinación, entre otros, ha implicado que los almacenes de Lleida, Girona, Castellón y Reus ya cuenten con placas fotovoltaicas en sus cubiertas. También que, desde 2018, compremos energía con un origen verde certificado.

Nuestro compromiso medioambiental también se refleja, entre otros, en el nuevo almacén que estamos construyendo en Palau-solità i Plegamans.  Este cuenta con certificación BREEAM. Esta supone aprovechamiento de agua pluvial para riego, instalación de placas fotovoltaicas en la cubierta y de cargadores de vehículos eléctricos, entre otros aspectos que ratifican la sostenibilidad de la infraestructura.