Abordaje del asma desde la oficina de farmacia

Abordaje del asma desde la oficina de farmacia
3 min
08/05/2024 | Somos salud

El asma se define como una inflamación crónica de las vías aerias que se asocia con la presencia de hiperreactividad bronquial que produce episodios recurentes de sibilancias, disnea, opresión toracica y tos. Los episodios se suelen dar por la noche, por la obstrucción del flujo aéreo. 

Actualmente, es de las enfermedades crónicas con más prevalencia, que afecta tanto al paciente como a su entorno, y que no dispone de una cura definitiva, es por eso que el paciente tiene que aprender a convivir con ella y autogestionarse. 

El tratamiento se basa en una combinación de:

  • Tratamiento de base para prevenir y evitar tener un ataque asmático. 

  • Tratamiento de rescate que sólo se utiliza cuando hay un ataque. 

El tratamiento farmacológico tiene que ir acompañado de una buena educación sanitaria que ayudará al paciente en el cumplimiento del tratamiento y que este sea capaz de controlar la enfermedad, optimizando su calidad de vida. De este modo, el paciente sabra cómo gestionar un ataque asmático sin necesidad de acudir al médico. 

¿Qué se puede hacer desde la farmacia?

La farmacia tiene un papel fundamental en la educación terapéutica. Es importante que el paciente salga de la farmacia después de la dispensación del tratamiento sabiendo cómo y cada cuando tiene que utilizar los inhaladores.  

Además, desde la farmacia, también podemos detectar un incumplimiento terapéutico o una falta de adherencia del tratamiento que comporta un fracaso terapéutico por ausencia del control de la enfermedad. Este fracaso terapéutico puede venir dado por diferentes factores: 

  • Uso inadecuado de la medicación. El paciente está haciendo un abuso del medicamento de rescate. En este caso, recomendar al paciente que acuda al médico puesto que implicará que el tratamiento de base no le está haciendo el efecto deseado o bien no se lo está tomando correctamente. 

  • Mala técnica inhalatoria. Puede venir de no tener una educación previa de como usar los inhaladores. 

  • Abandono precoz. Cuando el paciente ve que "ya se encuentra bien" abandona el tratamiento, y eso implica que este no se ha completado de manera correcta y que puede volver a tener otro ataque asmático. 

Nos encontramos farmacias que también cuentan con un espirómetro. Se trata de un aparato que ayuda a verificar la cantidad de aire que se puede exhalar después de hacer una inhalación profunda, esta medida nos permite hacer un seguimiento de la enfermedad, y determinar si se está siguiendo de manera correcta el tratamiento o, por lo contrario, si no está funcionando. En el último caso, se deriva el paciente al médico. 

 

Si quieres aprender más sobre inhaladores...

El próximo día 13 de mayo se llevará a cabo un taller de inhaladores: una sesión dedicada a descubrir todo lo que la farmacia puede ofrecer en el ámbito asistencial a sus pacientes con patologías respiratorias agudas y crónicas. 

  • Lugar: Centro logístico de fedefarma de Valencia. 

  • Horario: 13.30 a 16.00h.

  • Gratuito para todos los socios y trabajadores de farmacias socias. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Lorem También te puede interesar

En 5 años somos el distribuidor que más ha crecido. ¿Quieres crecer con nosotros?

newsletter